martes, 25 de marzo de 2014

Hypoderma sinense larva migrans

Today I will tell you about a type of flies: Hypoderma.

They are a kind of parasite flies that put their eggs on the hair-skin of the mammals in the cold winter regions. Specially affected are cows, horses and other cattle.
When the eggs open the larvaes goes under the skin into the body. Usually stays under the skin migrating and feeding from the underskin fat of the animal. It is painful and itching. When winter passes away larvae transforms into a new larvae that digs skin and appears out the body. It fall down to the humid warm mud and becames a flie. It flies to infect new animals.
About all of it there is a marvellous documentary from David Attemborough.
They are responsible of the suffering of the catle, the economical losses from the holes of the leader, the sudden migration of northen mammals as Caribou in Laponia or Buffalos in North america. And eventually, they parasite also Humans introducing their larvaes into the body, named "Miasis".
Also in the tropical regions it can be cammon, but the fully flies appears under the skin.
The treatment for cattle is a yearly Ivermectine injection. Albendazole is also applied togheter for intestinal parasites.
The same treatment proved effective for human.

But in the Himalayan regions, there is a flie named Hypoderma sinense, that uses more radical and dangerous methods to avoid the freezing winters.

(will continue the translation).
La mosca deja sus huevos en el pelo del animal, en especial Yaks, Burros, Ovejas y Vacas.
Una primaria larva migra sin daño alguno al interior del cuerpo por los poros del los pelos.
Luego se convierte en una nueva larva y se mueve hacia la zona abdominal, la zona más interna y caliente del animal, donde pretende pasar el gélido invierno de -20|C
Allí come tejido intersticial, provocando agudas punzadas de dolor al animal.
Al pasar los meses de invierno, con el aumento de la temperatura corporal, la larva se transforma en la larva final que repta disolviendo las paredes de todo órgano que se encuentre a su paso hacia la piel del lomo superior del animal o las piernas.
De allí atravesará la piel del animal para caer en el barro templado donde el animal se restriega por el picor y dolor.
De echo es conocido el mal humor de los Yaks a los que nadie ha tratado con ninguna medicina antes.

Cuando se produce la infección accidental del ser humano (la mosca pone huevos sobre los pelos, sobre la ropa mojada o sudada, etc), el proceso es casi el mismo, solo que el cuerpo acaba por reconocer las larvas al poco tiempo como invasoras y el sistema inmunologico inespecifico se dispara, creando una enrome cantidad de Eosinófilos, hasta 10 veces superiores a los de una alergia grave.

El tratamiento sintomático con corisona para bajar la Eosinofilia es un autentico error, y aunque mejora la salud del paciente a corto plazo (es además un antiinflamatorio, por lo que los dolores internos remiten), a largo plazo no sirve más que para dar via libre a las larvas para proseguir con la invasión.

El paciente un día sufre un terrible pinchazo en los intestinos (como si le clavaran un bisturí por dentro), seguido de un dolor inflamatorio en la zona que dura unos dias.
El paciente esta incómodo porqué nota que algo se mueve (de forma muy leve).
A este primer pinchazo sobrevienen más pinchazos, con un espacio variable de entre 2 y 7 dias entre pinchazos (en función del número de larvas que hayan entrado).
El "pinchazo" es un dolor agudo muy fuerte e instantaneo, durá unos segundos, y queda seguido por el entumecimiento interno e inflamatorio de la zona por unos dias. Sin embargo a nivel externo no se observa nada.
Solo el conteo altísimo de Eosinófilos nos indica que algo va mal.
El individuo no pierde peso ni apetito, y parece tener buena salud, pero los dolores internos le asustan.

Hay otras "larva migrans" como Gnatostoma (proviene de peces mal cocinados y se observa más bajo la piel), Esparganosis (poco estudiada), Anisakis (muy estudiada por afectar a las clases altas que comian Sushi japones),...

En el caso de Hypoderma, la infección del ser humano es llamada MIASIS.

Hypoderma lineatum y H. tarandi estan ampliamente documentadas:

http://www.searchmedica.com/search.html?cq=s%3Amen%5C.015T9&ts=25032014&c=id&parentreferrer=https://www.google.cl/&q=Hypoderma&p=Funnelback&ss=defLink&ds=11

La larva de Hypoderma sinense está muy poco estudiada. Tan solo Dr. Otranto de la universidad de Bari en Italia, la ha estudiado con profundidad y posee pruebas serológicas para su correcta identificación.

En España realizamos el primer tratamiento exitoso experimental entre el Biólogo César Mariscal y el Dr. Sabino Puente:
- Dietilcarbamacina+Cortisona: Fallido (diagnostico fallido del doctor Rogelio Lopez-Velez del Ramon y Cajal Hospital quien suele diagnosticar erroneamente casi todas las enfermedades parasitarias como Filariasis, nadie sabe aún con que proposito). La Cortisona encubre los sintomas y elimina los Eosinófilos. Es un tratamiento conbinado correcto para el diagnóstico correcto de Filariasis. En este caso las extracciones nocturnas de sangre, las serologias y la PCR para filariasis daban negativo. Nadie entiende la fijación del Doctor por tratar para Filariasis cuando todas las pruebas son contrarias. Parece que es una fijación recurrente que ha repetido en muchas ocasiones con otros pacientes.
- Albendazole: Fallido (Carlos III a propuesta de Dr. Sabino Puente sospechando Gnatostoma por el pasado del paciente) (solo pone más nerviosas a las larvas que se vuelven más activas y salen con más rapidez de la zona intestinal a la espalda y piernas). En este proceso de migración a la zona cutanea de piernas y espalda, las inflamaciones se hacen externas y más evidentes en bultos con hoyitos (como la piel de una naranja). Un bultito se observa donde está la larva, del tamaño real de un grano de arroz alargado (como un basmati hervido). La inyección de anestesico local las parece dormir, pero tambien inflama la zona, haciendo "desaparecer" el bultito donde está la larva. Al tratar de extirpar: rajar con bisturí al lado del bultito: si la larva "sospecha" se vuelve a hundir en su canal hacia el interior del cuerpo dejando un canalillo de sangre. Por eso es ventajoso marcar un punto cerca del bultito e inyectar de inmediato la anestesia local. Extraerla es complicado, porqué es un "grano de arroz alargado" de color blanco, el mismo color que el tejido graso subcutaneo. Sin embargo hay que intentarlo si o si porque no se dará una oportunidad como esa todos los dias. El paciente debería poder llevarse anestésico local a casa e inyectarselo en la zona marcando un lugar cercano al bultito (no encima porque lo asustará y volverá a entrar en el cuerpo). Debería ser atendido de urgencia por un cirujano (no es necesario que sea un super experto, ya que la cirugia es menor, solo hay que sajar la piel y levantarla para buscar y tirar suavemente del parásito sin deformarlo o romperlo, pero sin permitir que escape hacia el interior). Esto es casi una utopia en España, no fue sino la determinación e insistencia del paciente la que logro que hasta 2 larvas fueran extraidas de un total de 4 intervenciones. 2 puntos de sutura son más que suficientes para cerrar y acabar la intervención.
Trás la extracción el Dr. Puente empezó a sospechar del parecido con una larva de mosca.

- Ivermectina: Efectivo (Carlos III a propuesta de Cesar Mariscal sospechando Gnatostoma y los tratamientos efectivos llevados a cabo en la universidad de Mahidol en Bangkok). Una sola toma diaria de Ivermectina 0,2 mg/Kg de peso del paciente durante 2 dias seguidos. La misma toma se repitió a los 10 dias  mas tarde, durante de nuevo dos dias seguidos.
El primer efecto ya la primera noche tras la primera toma en el paciente es de "silencio". En su cuerpo parece no moverse nada. Parece que ese hormigueo sutil ya no está.
Una semana después el cuerpo empieza a reaccionar contra los parásitos muertos, generando gran inflamación en la zona del parásito (el gemelo de una pierna se hinchó un 30% y el costado en la cadera también se hinchó preocupantemente). Sin embargo a la semana la hinchazón remite.
Si se sospecha una larva en un organo clave (hígado, corazón, cerebro) sería aconsejable acompañar el tratamiento de + Cortisona. Para evitar daños a organos internos. En este caso, tras la toma inicial casi 1 mes de Albendazol, las larvas de Hypoderma habían migrado fuera de los intestinos.
Info de Gnathostoma se puede encontrar sobretodo en la universidad Mahidol de Bangkok (tambien realizan allí las Serologias).
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16124432
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17120960
http://www.tm.mahidol.ac.th/seameo/2006_37_3/01-3688.pdf
http://www.tm.mahidol.ac.th/en/tmhm/staff-cv/Supaporn.htm

- Otra especie parásita sospechosa "larva migrans" era Esparganosis. Para ella se procedió a tomar la dosis de Praziquantel recomendada un mes mas tarde del tratamiento de Ivermectina. Pero no hubo cambios.

Se debe tener en cuenta que despues de ser curado el paciente,  el diagnóstico correcto no se dió hasta un año más tarde por parte del Dr. Otranto de Bari, que realizó las Serologias, PCR y pruebas concluyentes a una de las larvas extraidas.
El paciente sigue "vivo y coleando" 7 años más tarde :)

La dosis efectiva de Ivermectina 0,2mg/kg/dia en dos dias seguidos y una nueva toma de dos dias a los 10 días de la primera toma.


Más información en el Report que hemos escrito el Dr.Sabino Puente y el Biólogo Cesar Mariscal (el resto de autores son los consabidos agregados enchufados que poco o nada hicieron) :
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21050325
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1708-8305.2010.00464.x/abstract
Otro caso descrito de Ladakh:
http://www.searchmedica.com/xml-resource.html?c=id&ss=defLink&p=Funnelback&rid=http%3A%2F%2Fubm-search01.squiz.co.uk%2Fsearch%2Fcache.cgi%3Fcollection%3Dpubmed%26doc%3D66%252F19083166.xml%26off%3D0%26len%3D-1%26url%3Dhttp%253A%252F%252Fubm-search01.squiz.co.uk%252Fpublic%252Fpubmed%252F19083166.xml&t=pubmed


O escribiendo directamente a cesarmariscal@gmail.com
Biólogo.

Spanish version / Versión Española:

Hoy te contaré algo sobre las moscas Hypoderma.
Son un tipo parasitario de moscas que inyectan sus huevos bajo la piel de los mamíferos de regiones con inviernos muy frios, en especial de vacas, caballos y otros.
Los huevos eclosionan bajo la piel y las larvas migran bajo esta, alimentandose del tejido graso bajo esa piel. Es molesto para el animal, y más molesto aún cuando la larva se transforma en una más grande que logra disolver la epidermis y atravesarla para, ya pasado el invierno, caer en el húmedo y templado barro y convertirse en mosca.
Sobre ello hay un maravilloso documental de David Attenborough.
Son las moscas responsables de el sufrimiento y dolores del ganado, perdidas económicas en la industria del cuero por los agujeros que dejan, las migraciones repentinas e inexplicables de los Renos de Laponia o de los Bufalos de Norteamerica..
Eventualmente estas moscas infectan a los humanos con sus larvas, llamado "Miasis".
El hombre puede convertirse accidentalmente en víctima y verse con larvas come grasa bajo su propia piel.
En las zonas tropicales es tambien muy común, pero las moscas aparecen bajo la piel.
El tratamiento de los animales, para evitar arruinar el cuero con agujeros, es el tratamiento de toda la ganadería con Ivermectina anualmente. El Albendazol se usa conjuntamente, orientado al tratamiento de parásitos del aparato digestivo.
El mismo tratamiento se sigue para las Miasis del Hombre.

Pero hay en las regiones de los Himalayas una mosca Hipoderma sinense cuyos métodos para evitar el frio son aún más radicales y dañinos.
La mosca deja sus huevos en el pelo del animal, en especial Yaks, Burros, Ovejas y Vacas.
Una primaria larva migra sin daño alguno al interior del cuerpo por los poros del los pelos.
Luego se convierte en una nueva larva y se mueve hacia la zona abdominal, la zona más interna y caliente del animal, donde pretende pasar el gélido invierno de -20|C
Allí come tejido intersticial, provocando agudas punzadas de dolor al animal.
Al pasar los meses de invierno, con el aumento de la temperatura corporal, la larva se transforma en la larva final que repta disolviendo las paredes de todo órgano que se encuentre a su paso hacia la piel del lomo superior del animal o las piernas.
De allí atravesará la piel del animal para caer en el barro templado donde el animal se restriega por el picor y dolor.
De echo es conocido el mal humor de los Yaks a los que nadie ha tratado con ninguna medicina antes.

Cuando se produce la infección accidental del ser humano (la mosca pone huevos sobre los pelos, sobre la ropa mojada o sudada, etc), el proceso es casi el mismo, solo que el cuerpo acaba por reconocer las larvas al poco tiempo como invasoras y el sistema inmunologico inespecifico se dispara, creando una enrome cantidad de Eosinófilos, hasta 10 veces superiores a los de una alergia grave.

El tratamiento sintomático con corisona para bajar la Eosinofilia es un autentico error, y aunque mejora la salud del paciente a corto plazo (es además un antiinflamatorio, por lo que los dolores internos remiten), a largo plazo no sirve más que para dar via libre a las larvas para proseguir con la invasión.

El paciente un día sufre un terrible pinchazo en los intestinos (como si le clavaran un bisturí por dentro), seguido de un dolor inflamatorio en la zona que dura unos dias.
El paciente esta incómodo porqué nota que algo se mueve (de forma muy leve).
A este primer pinchazo sobrevienen más pinchazos, con un espacio variable de entre 2 y 7 dias entre pinchazos (en función del número de larvas que hayan entrado).
El "pinchazo" es un dolor agudo muy fuerte e instantaneo, durá unos segundos, y queda seguido por el entumecimiento interno e inflamatorio de la zona por unos dias. Sin embargo a nivel externo no se observa nada.
Solo el conteo altísimo de Eosinófilos nos indica que algo va mal.
El individuo no pierde peso ni apetito, y parece tener buena salud, pero los dolores internos le asustan.

Hay otras "larva migrans" como Gnatostoma (proviene de peces mal cocinados y se observa más bajo la piel), Esparganosis (poco estudiada), Anisakis (muy estudiada por afectar a las clases altas que comian Sushi japones),...

En el caso de Hypoderma, la infección del ser humano es llamada MIASIS.

Hypoderma lineatum y H. tarandi estan ampliamente documentadas:

http://www.searchmedica.com/search.html?cq=s%3Amen%5C.015T9&ts=25032014&c=id&parentreferrer=https://www.google.cl/&q=Hypoderma&p=Funnelback&ss=defLink&ds=11

La larva de Hypoderma sinense está muy poco estudiada. Tan solo Dr. Otranto de la universidad de Bari en Italia, la ha estudiado con profundidad y posee pruebas serológicas para su correcta identificación.

En España realizamos el primer tratamiento exitoso experimental entre el Biólogo César Mariscal y el Dr. Sabino Puente:
- Dietilcarbamacina+Cortisona: Fallido (diagnostico fallido del doctor Rogelio Lopez-Velez del Ramon y Cajal Hospital quien suele diagnosticar erroneamente casi todas las enfermedades parasitarias como Filariasis, nadie sabe aún con que proposito). La Cortisona encubre los sintomas y elimina los Eosinófilos. Es un tratamiento conbinado correcto para el diagnóstico correcto de Filariasis. En este caso las extracciones nocturnas de sangre, las serologias y la PCR para filariasis daban negativo. Nadie entiende la fijación del Doctor por tratar para Filariasis cuando todas las pruebas son contrarias. Parece que es una fijación recurrente que ha repetido en muchas ocasiones con otros pacientes.
- Albendazole: Fallido (Carlos III a propuesta de Dr. Sabino Puente sospechando Gnatostoma por el pasado del paciente) (solo pone más nerviosas a las larvas que se vuelven más activas y salen con más rapidez de la zona intestinal a la espalda y piernas). En este proceso de migración a la zona cutanea de piernas y espalda, las inflamaciones se hacen externas y más evidentes en bultos con hoyitos (como la piel de una naranja). Un bultito se observa donde está la larva, del tamaño real de un grano de arroz alargado (como un basmati hervido). La inyección de anestesico local las parece dormir, pero tambien inflama la zona, haciendo "desaparecer" el bultito donde está la larva. Al tratar de extirpar: rajar con bisturí al lado del bultito: si la larva "sospecha" se vuelve a hundir en su canal hacia el interior del cuerpo dejando un canalillo de sangre. Por eso es ventajoso marcar un punto cerca del bultito e inyectar de inmediato la anestesia local. Extraerla es complicado, porqué es un "grano de arroz alargado" de color blanco, el mismo color que el tejido graso subcutaneo. Sin embargo hay que intentarlo si o si porque no se dará una oportunidad como esa todos los dias. El paciente debería poder llevarse anestésico local a casa e inyectarselo en la zona marcando un lugar cercano al bultito (no encima porque lo asustará y volverá a entrar en el cuerpo). Debería ser atendido de urgencia por un cirujano (no es necesario que sea un super experto, ya que la cirugia es menor, solo hay que sajar la piel y levantarla para buscar y tirar suavemente del parásito sin deformarlo o romperlo, pero sin permitir que escape hacia el interior). Esto es casi una utopia en España, no fue sino la determinación e insistencia del paciente la que logro que hasta 2 larvas fueran extraidas de un total de 4 intervenciones. 2 puntos de sutura son más que suficientes para cerrar y acabar la intervención.
Trás la extracción el Dr. Puente empezó a sospechar del parecido con una larva de mosca.

- Ivermectina: Efectivo (Carlos III a propuesta de Cesar Mariscal sospechando Gnatostoma y los tratamientos efectivos llevados a cabo en la universidad de Mahidol en Bangkok). Una sola toma diaria de Ivermectina 0,2 mg/Kg de peso del paciente durante 2 dias seguidos. La misma toma se repitió a los 10 dias  mas tarde, durante de nuevo dos dias seguidos.
El primer efecto ya la primera noche tras la primera toma en el paciente es de "silencio". En su cuerpo parece no moverse nada. Parece que ese hormigueo sutil ya no está.
Una semana después el cuerpo empieza a reaccionar contra los parásitos muertos, generando gran inflamación en la zona del parásito (el gemelo de una pierna se hinchó un 30% y el costado en la cadera también se hinchó preocupantemente). Sin embargo a la semana la hinchazón remite.
Si se sospecha una larva en un organo clave (hígado, corazón, cerebro) sería aconsejable acompañar el tratamiento de + Cortisona. Para evitar daños a organos internos. En este caso, tras la toma inicial casi 1 mes de Albendazol, las larvas de Hypoderma habían migrado fuera de los intestinos.
Info de Gnathostoma se puede encontrar sobretodo en la universidad Mahidol de Bangkok (tambien realizan allí las Serologias).
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16124432
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17120960
http://www.tm.mahidol.ac.th/seameo/2006_37_3/01-3688.pdf
http://www.tm.mahidol.ac.th/en/tmhm/staff-cv/Supaporn.htm

- Otra especie parásita sospechosa "larva migrans" era Esparganosis. Para ella se procedió a tomar la dosis de Praziquantel recomendada un mes mas tarde del tratamiento de Ivermectina. Pero no hubo cambios.

Se debe tener en cuenta que despues de ser curado el paciente,  el diagnóstico correcto no se dió hasta un año más tarde por parte del Dr. Otranto de Bari, que realizó las Serologias, PCR y pruebas concluyentes a una de las larvas extraidas.
El paciente sigue "vivo y coleando" 7 años más tarde :)

La dosis efectiva de Ivermectina 0,2mg/kg/dia en dos dias seguidos y una nueva toma de dos dias a los 10 días de la primera toma.


Más información en el Report que hemos escrito el Dr.Sabino Puente y el Biólogo Cesar Mariscal (el resto de autores son los consabidos agregados enchufados que poco o nada hicieron) :
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21050325
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1708-8305.2010.00464.x/abstract
Otro caso descrito de Ladakh:
http://www.searchmedica.com/xml-resource.html?c=id&ss=defLink&p=Funnelback&rid=http%3A%2F%2Fubm-search01.squiz.co.uk%2Fsearch%2Fcache.cgi%3Fcollection%3Dpubmed%26doc%3D66%252F19083166.xml%26off%3D0%26len%3D-1%26url%3Dhttp%253A%252F%252Fubm-search01.squiz.co.uk%252Fpublic%252Fpubmed%252F19083166.xml&t=pubmed


O escribiendo directamente a cesarmariscal@gmail.com
Biólogo.